* La pandemia ha retrasado la llegada de una máquina extranjera para perforar a 2.400 de profundidad en Níjar, Almería

* Salvo Andalucía, ninguna autonomía ha solicitado, hasta ahora, subvenciones para instalaciones de geotermia profunda

* Los proyectos subvencionados deberán estar concluidos en 2023

Inmaculada G. Mardones.- El Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) ha otorgado, provisionalmente, 8.447.890 euros a fondo perdido a la empresa almeriense Cardial Recursos Alternativos para el desarrollo de las tres primeras primeras plantas geotérmicas en España ubicadas en Níjar. La primera de 13,36 MW recibirá 3.059.440 euros; 2,928 millones de euros para una segunda planta de 15,25 MW y 2.460.450 euros para la de mayor potencia, con 17,450 MW, según la propuesta de resolución del organismo dependiente del ministerio que lidera Teresa Ribera. De confirmarse definitivamente esta subvención, sería la primera vez que se lleva a cabo en España la construcción de una planta térmica, destinada a calentar de invernaderos en «segunda línea» del litoral almeriense, alimentada por un yacimiento geotérmico a más de 2.000 metros de profundidad y con temperaturas por encima de los 100ºC.

El reparto de estas subvenciones se engloba en el marco de las ‘Líneas de ayudas a la inversión en energías térmicas y eléctricas renovables cofinanciadas con Fondos de la Unión Europea’, gestionadas por el IDAE y amparadas en el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), destinado a fortalecer la cohesión económica y social en la Unión Europea y a corregir sus desequilibrios. «Las ayudas se otorgarán a través de una subvención a fondo perdido, susceptibles de ser cofinanciadas con FEDER, que será percibida por el beneficiario, con carácter definitivo, una vez se verifique la ejecución del proyecto, se certifique la inversión y la solicitud de pago sea aceptada por la Autoridad de Gestión FEDER. Al objeto de facilitar la financiación de los proyectos, el 80% de la ayuda concedida se podrá anticipar al beneficiario«, indica el ministerio en una nota informativa

De todos los proyectos evaluados hasta ahora, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ha seleccionado 79 por sus características innovadoras, (la mayoría de biomasa y fotovoltaica) en diferentes sectores productivos, para que reciban ayudas por más de 76 millones de euros. Se ubicarán en fábricas e instalaciones de Andalucía, Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura y La Rioja y abarcarán desde la obtención de combustible sintético con hidrógeno verde hasta la climatización de invernaderos con geotermia. En conjunto, sumarán una potencia de 418 MW.

Carlos Díaz Álamo, gerente de Cardial

En el caso de las tres plantas de Nijar, a propuesta del mismo promotor Cardial para la superficie de exploración otorgada, el plazo de ejecución se considera por el sector excesivamente corto, debido a su complejidad y a la ausencia en España de compañías perforadoras capaces de alcanzar profundidades superiores a los 2.000. Según el responsable y promotor del proyecto, Carlos Díaz Álamo, sólo la española Romera podría hacerlo, pero está especializada en captación de agua. Este proceso tiene poco que ver con la perforación de pozos geotérmicos y el encastre de los tubos, a través de los cuales se transporta el calor de las profundidades del subsuelo hasta la superficie.

Pandemia y perforadora

Díaz sostiene que lleva efectuadas tres perforaciones con éxito a profundidades de 900 (ejecutado en 2003 para aguas termales), 500 y 2.000 metros, donde han localizado 105ºC de temperatura, aunque no precisa el caudal de los pozos geotérmicos, aspecto fundamental para evaluar la viabilidad económica de un proyecto. Sostiene que los equipos que han hecho las perforaciones no lo han podido calcular con precisión, debido a los «detritus» acumulados en las extracciones.

Todos estos detalles se podrán contrastar y valorar cuando llegue a España, a Níjar, la perforadora y el equipo que han contratado (o en vías de contratar) para perforar a más de 2.400 metros de profundidad. Este desplazamiento lleva el mismo retraso que la pandemia de la COVID_19, motivo por el cual se han impuesto restricciones para el traslado, tanto del personal técnico como de la máquina perforadora. «Incluso nosotros hemos tenido que parar debido al contagio de una persona del equipo», señala Díaz para justificar el retraso en el desarrollo de un proyecto iniciado allá por 2008. Para algunos expertos del sector la pandemia sería una causa más del retraso, atribuible también a la ausencia de profesionales experimentados en perforaciones complejas de estas características.

«Engie también ha pinchado en falso en París», justifica Díaz. «Y no pasa nada», añade. «Ese es el riesgo de las plantas de geotermia de alta entalpía para uso térmico o generación de electricidad. Todos aprendemos de estos procesos que duran alrededor de mes y medio y requiere el concurso de equipos compuestos por entre 10 o 15 expertos».

La concesión provisional de casi nueve millones de euros de subvención al proyecto de las tres plantas geotérmicas sirven a Cardial de garantía para obtener un crédito de Bankia (hoy Caixabank) y poder continuar con los trabajos preparatorios, a la espera de la tan ansiada máquina perforadora, cuyo coste por metro lineal puede superar los 2.400 euros, más el transporte.

316 millones de euros a repartir

El proyecto Cardial forma parte, como se señalaba, de las primeras 27 convocatorias gestionadas por el IDAE con cargo al programa dotado con 316 millones de euros y dirigido a las distintas comunidades autónomas, que han participado en su diseño y en la evaluación de los proyectos. Las resoluciones definitivas tendrán lugar en las próximas semanas, tras el periodo de alegaciones. Todos estos proyectos deberán estar finalizados el 30 de junio de 2023.

Los 76 millones de euros de ayudas públicas a estos primeros proyectos, supondrán una inversión conjunta de cerca de 162 millones de euros; 41 de las iniciativas se llevarán a cabo en Andalucía, con una ayuda de 56 millones de euros y una potencia de 337 MW. Le sigue el Principado de Asturias con 17 proyectos por un valor de más de 4,4 millones de euros y una potencia de 8 MW. En Castilla la Mancha se ubican siete iniciativas con una ayuda de cinco millones de euros y una potencia de 46,5 MW.

Extremadura suma una potencia de 24 MW recogidos en siete proyectos adjudicados y una ayuda asignada provisionalmente de 10,3 millones de euros. A Cantabria se destina casi medio millón de euros para seis proyectos con una potencia de 2 MW, mientras que La Rioja presenta un proyecto con una ayuda de 52.000 euros y una potencia de 0,15 MW.

Elaboración de quesos

Entre los proyectos seleccionados se incluye la producción de hidrógeno verde a partir de generación renovable, que se utilizará para transformar una antigua planta de biodiesel en Valdetorres (Badajoz) en una de producción de combustibles sintéicos (e-fuel). Se trata de un proyecto singular e innovador a nivel europeo que cuenta con una potencia fotovoltaica de 4,5 MW y de electrólisis de 1,25 MW. La energía que no sea consumida en el proceso se empleará para cubrir los consumos eléctricos de la planta.

Paralelamente, en Andalucía se pondrán en marcha instalaciones solares de concentración para procesos industriales como la producción de cerveza en Sevilla, de aceitunas en Córdoba o el funcionamiento de lavanderías en Almería, Cádiz o Huelva. En estos casos se utilizaban calderas de gas natural que ahora serán sustituidas por instalaciones solares térmicas que generar de forma limpia el vapor necesario para los procesos de producción.

En Castilla-La Mancha, los proyectos escogidos contribuirán a la transformación de industrias con gran peso en la economía local como la cárnica o la láctea mediante la puesta en marcha de instalaciones de energía solar térmica de concentración en fábricas de quesos artesanos de Villamayor de Santiago (Cuenca) y Tembleque (Toledo).

Asimismo, destaca la construcción o ampliación de instalaciones para redes de calor de biomasa 100% renovable, tanto para suministrar energía térmica para calefacción y agua caliente a edificios en Guadalajara y Cuenca, como para su uso en el proceso de secado de lodos en una planta de tratamiento de residuos de Albarreal de Tajo (Toledo). El objetivo, en esta última, es producir un fertilizante más concentrado y ecológico.


Un comentario en «El IDAE pone 8,5 millones para la primera planta de geotermia profunda en España»

Los comentarios están cerrados.