Agencias.- La Comisión Europea considera que es viable “tecnológica y económicamente” apostar en Canarias por una mayor explotación de la energía geotérmica dado el gran potencial de las islas en este campo, según la respuesta del comisario Miguel Arias Cañete en respuesta por escrito al eurodiputado canario del PP, Gabriel Mato.

En esa respuesta, el comisario de Energía y Acción por el Clima destaca el interés de la Comisión por apoyar la investigación y la innovación en el ámbito de la energía geotérmica por medio de los programas marco de investigación de la UE, señala en una nota el eurodiputado del PP.

“En lo que respecta a las posibilidades para un desarrollo más extensivo de esta fuente de energía en una región con gran potencial como las islas Canarias, los servicios de la Comisión consideran tecnológica y económicamente viable una mayor explotación para varias aplicaciones, en particular la generación de electricidad y el uso directo del calor”, señala el comisario en su respuesta por escrito.

Arias Cañete recuerda que en el séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico (2007-2013), la Comisión financió proyectos por más de 30 millones de euros para hacer frente a los retos relacionados con la energía geotérmica profunda y superficial.

En el actual Programa Marco de Investigación e Innovación (Horizonte 2020), “la Comisión sigue manteniendo su apoyo”, afirma Arias Cañete. Además, añade que la Comisión está trabajando en colaboración con los Estados miembros para coordinar los esfuerzos de investigación en el ámbito de la energía geotérmica dentro del Plan Estratégico Europeo de Tecnología Energética (Plan EETE).

En su opinión, los factores más importantes para que se produzcan las inversiones necesarias son la reducción de los costes de inversión y el acceso al capital.

Gabriel Mato destaca en la nota la oportunidad que suponen las especiales condiciones que Canarias tiene para el desarrollo de esta energía y confía en que se puedan aprovechar los fondos europeos para ampliar la investigación y potenciar la utilización de la energía geotérmica.

”Hazmerreir de generaciones futuras”

Una semana antes de darse a conocer esta nota, se celebraba en las Palmas y Tenerife sendas jornadas sobre el potencial geotérmico de las islas Canarias con la participación de expertos del Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER), el Instituto Volcanológico de Canarias, Celestino García de la Noceda, jefe de Proyectos del IGME y el presidente del Grupo de Geotermia Somera de GEOPLAT (Plataforma Tecnológia Española de Energía Geotérmica).

De la Noceda, afirmó que “seremos el hazmerreír de las generaciones futuras si no aprovechamos la geotermia” de Canarias para producir energía, ya que las islas presentan multitud de opciones para el aprovechamiento del calor de su tierra. No solo Lanzarote, que por sí misma puede generar toda la energía que consume junto a Fuerteventura (450 megavatios), sino el resto de las islas, tanto para instalar centrales geotérmicas como para la climatización de hoteles o cualquier otra instalación. Además de no contaminar, la amortización de la inversión, ahorra un 60% de la factura energética.

De la Noceda subrayó que además de ser una energía necesariamente autóctona, que no permite la deslocalización y rompe la dependencia de los combustibles fósiles del exterior, ha sido calificada por la EPA de los Estados Unidos como la energía más ecológica y menos contaminante de todas las existentes y no deja huella exterior. Una vez se han realizado los pozos para la entrada y salida del flujo de agua que trasfiere el calor o el frío a la superficie, en el exterior apenas se aprecia el comienzo de los tubos del sistema de “intercambio geotérmico”.

En las jornadas ninguno de los expertos explicó cómo los estudios de los años 70, e incluso algunos de los 40, han ido quedando progresivamente en los cajones, o en alguna “estantería de esta tierra”.

En el mundo existen más de tres millones de instalaciones geotérmicas, de las cuales un millón son europeas. En 2014, los megavatios de generación instalados en el planeta superaban los 11.700. El cercano archipiélago de Azores cubre con geotermia el 22% de su demanda energética; Islandia el 27% y Filipinas el 24%. Por el contrario, la geotermia de baja temperatura, usada para climatización y calentamiento de agua sanitaria acumula más de 50.000 MW instalados en más de 80 países.

En la presentación de la jornada celebrada en Las Palmas, el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, se mostró partidario de que la generación energética de la isla debería ser distribuida desde distintas y pequeñas fuentes, eliminar las plantas de ciclo combinado y reducir la dependencia de las centrales térmicas que queman diesel del 90% actual al 20%. En declaraciones a Europa Press aseguró que las grandes plantas de ciclo combinado están obsoletas, como la de Jinámar, y producen una contaminación “brutal”. “Aquí hay unos intereses brutales por impedir la penetración de las renovables, primero porque hay un monopolio [Unelco/Endesa] que hay que sustentar y que hace que nos cueste entre 1.200 y 1.500 millones de euros más cada año producir energía. La geotermia puede generar un 30% de energía limpia en Canarias y le hemos dado la espalda”.

[En los años 70, se efectuaron exploraciones geotérmicas a muy alta profundidaden en la isla de Lanzarote, sin resultados positivos, ya que no se logró localizar a más de mil metros, temperaturas suficientemente altas para una tentativa de generación eléctrica por geotermia, como existe en las Azores, Italia y otros países centroeuropeos]


 El gobierno de Canarias destina 900.000 euros a financiar proyectos de geotermia

El gobierno canario ha otorgado subvenciones a  52 proyectos de energías renovables por un valor de  1,9 millones de euros, según resolución publicada en el BOC el pasado 31 de julio. De esta cantidad, 900.000 euros corresponden a 9 proyectos de geotermia de los que se benefician, principalmente, establecimientos hoteleros que usarán la energía para climatización y calentar agua.

Además de estos proyectos de geotermia que concentran la mitad de las subvenciones, este año se financian 10 actuaciones de energía solar térmica de baja temperatura, por importe cercano a los 323.000 euros, que servirán para la climatización de piscinas y la producción de agua caliente sanitaria en establecimientos hoteleros y extrahoteleros así como en instalaciones municipales.

Junto a éstas, el establecimiento de placas fotovoltaicas de autoconsumo reciben este año unos 326.000 euros a través de 16 proyectos, en su mayoría solicitados por ayuntamientos con destino a infraestructuras municipales como complejos deportivos, piscinas de colegios públicos o residencias de mayores.

Por otra parte, la Consejería destina 128.000 euros a financiar instalaciones de energía solar fotovoltaica aislada con las que se cubre la demanda energética en zonas a las que resulta complejo el acceso a la red eléctrica. En este caso la inversión se destina a uso agrícola, alumbrado público, zonas recreativas o alojamientos rurales aislados.

La aerotermia es otra de las fuentes que fomenta el Gobierno de Canarias con 155.000 euros a través de 8 actuaciones en empresas hosteleras, además de otras subvenciones a la biomasa térmica y a la energía eólica aislada. Esta línea de subvenciones, cuenta con la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

El sector turístico, como gran consumidor de energía, concentra gran parte de estas ayudas para la instalación de renovables que contribuirán a aumentar la cuota de energías limpias minimizando así el uso de los derivados del petróleo.