Por primera vez podrán acogerse instalaciones de geotermia para calentar invernaderos

I.G.Mardones. – El  Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ha obtenido luz verde del Consejo de Ministros para arrancar las convocatorias de ayudas a la inversión en instalaciones de producción de energía térmica y eléctrica con fuentes de energía renovable, incluida la geotermia, en Andalucía  y Extremadura.

En total, se destinarán 136,3 millones en ambas regiones (124,3 millones en Andalucía y 12 en Extremadura) con  ayudas de entre el 20 y el 30% del coste de los proyectos, y se asignarán, por concurrencia competitiva, en función del nivel de madurez, de innovación tecnológica y de gestión, valorando su vinculación con la Transición Justa y el Reto Demográfico o la generación de empleo, informa el IDAE en un comunicado.

Se trata de las primeras convocatorias de un paquete de impulso de las energías renovables dotado inicialmente con 316 millones de euros, del cual se están ultimando las convocatorias orientadas al resto de las Comunidades Autónomas, en colaboración con los respectivos gobiernos autonómicos.

Con estas  ayudas se confía movilizar más de 440 millones de euros en inversiones asociadas a proyectos que, además de suponer un impulso para la reactivación económica, contribuirán a la «diversificación de las fuentes de energía primaria, a la reducción de la dependencia energética y evitarán la emisión de 570.000 t/año de CO2, en línea con los objetivos marcados por el Plan Nacional Integral de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030 y del proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética». El objetivo final es alcanzar para 2030 que las energías renovables representen el 42% sobre el uso de energía final del país y del 100% en 2050, fecha a partir de la cual se alcanzará la neutralidad de emisiones. En el caso de la generación eléctrica, el porcentaje de renovables en 2030 alcanzará el 74%.

El diseño de las convocatorias ha sido realizado de manera coordinada con los distintos departamentos ministeriales y las correspondientes consejerías de Energía de las comunidades autónomas, orientando las tipologías de actuaciones subvencionables y criterios de valoración a las casuísticas concretas de cada territorio, el impulso de los objetivos del PNIEC, y la eficiencia en la gestión de los fondos públicos.

En cada convocatoria se definen tipologías de tecnología específicas elegibles, así como criterios de puntuación para la adjudicación de los fondos entre los proyectos presentados. En este sentido, se establecen criterios vinculados con la innovación, la participación social en los proyectos o el impulso de Comunidades de Energías Renovables, actuaciones vinculadas a Transición Justa o el Reto Demográfico, la cohesión económica y social del territorio mediante la generación de empleo, el desarrollo rural o la lucha contra la despoblación; o el impulso del desarrollo industrial y empresarial en sectores productivos o áreas geográficas determinadas para dar respuesta a retos concretos que se plantean en las distintas regiones de España, identificados en colaboración con cada comunidad autónoma.

Podrán presentarse a las convocatorias personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, que vayan a realizar un proyecto acorde con estas especificaciones. También podrán solicitar subvenciones comunidades de bienes, comunidades de propietarios, agrupaciones de comunidades de propietarios y otras agrupaciones que puedan llevar a cabo la actuación de la ayuda.

En Holanda, los invernaderos sustituyen fuentes de calor fósiles por geotermia

El programa será cofinanciado por Fondos de la Unión Europea, como el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), y podrá ser reforzado con otros instrumentos europeos dirigidos a impulsar la recuperación económica.

Geotermia en invernaderos

En Andalucía y Extremadura las ayudas supondrán una apuesta importante por el impulso a las energías renovables térmicas y eléctricas en el sector agroalimentario y sus industrias conexas, con partidas específicas que permitirán el desarrollo de proyectos como instalaciones de generación y aprovechamiento de biogás agroindustrial o instalaciones fotovoltaicas en autoconsumo para industrias estacionales del sector, en el caso de la generación de energía eléctrica, o calderas de biogás o biomasa o el uso de geotermia en invernaderos en el caso de las instalaciones de producción de energía térmica. Estas tipologías de actuación cuentan en estas tres convocatorias con un presupuesto de hasta 63 millones de euros -hasta 61 millones en Andalucía y hasta 1,7 en Extremadura-, cuya asignación definitiva dependerá de las solicitudes que se presenten en el proceso de concurrencia competitiva.

Estas ayudas forman parte de los acuerdos alcanzados en febrero por el Gobierno en el marco de la Mesa de Diálogo Agrario para impulsar la instalación de fuentes de energía renovables en agricultura y ganadería.

Próximas convocatorias 

En el caso andaluz , las ayudas a la inversión en instalaciones de producción de energía térmica están dotadas con un total de 73,7 millones de euros que incentivarán al menos 326 MW con una inversión asociada en el entorno de los 113 millones de euros. Para la inversión en instalaciones de generación de energía eléctrica con energía de la biomasa, eólica y solar fotovoltaica se destinarán ayudas por un total de 50,6 millones de euros esperando la instalación de al menos 267 MW y la movilización de inversiones por al menos 290 millones de euros.

En Extremadura, las ayudas a la inversión por un total de 12 millones de euros supondrán la instalación de al menos 29 MW, movilizando al menos 37 millones de euros de inversión.

Estas actuaciones son las primeras de una serie de convocatorias que el IDAE publicará en los próximos dos meses, elaboradas junto a los distintos departamentos de las comunidades autónomas a fin de impulsar el desarrollo de proyectos de energías renovables tanto para la producción de energía térmica como para la generación de energía eléctrica, y cuya dotación total podrá ser ampliada mediante fondos que provengan del plan de recuperación.

Estas líneas de ayuda dirigidas a las energías renovables se suman a otras actuaciones ya en marcha por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico orientadas a la recuperación económica basada en la eficiencia energética y las energías renovables: MOVES (movilidad eléctrica y sostenible), dotado con 100 millones de euros; y el Plan de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE) con un presupuesto de 300 millones de euros.