• La compañía de exploración crea con Thermal Energy la empresa STEP Energy para desarrollar proyectos geotérmicos

  • Su primer proyecto será una planta de generación de 10 MW para dotar de electricidad a la isla caribeña de Nievesgeotermiaonline.Nives

Inmaculada G. Mardones.-  La caída de precio del petróleo y la pandemia del coronavirus causa estragos por doquier y cambios de paradigmas económicos. Hace seis años, la cotización de Schlumberger, la mayor empresa del mundo en servicios a la producción de hidrocarburos con 95.000 empleados de 140 nacionalidades operando en más de 85 países, se situaba en los 117,95 dólares la acción. Ahora no llega a los 20, después de reducir su plantilla 21.000 puesto de trabajo su plantilla. Sus últimos  resultados registran un 28% en pérdida de negocio mundial y hasta un 48% en Norteamérica. Quién sabe si esa trayectoria se dará la vuelva con una de sus últimas iniciativas.

Tras fundar la  subsidiaria, Schlumberger New Energy para adentrarse en la generación de electricidad y su experiencia con GeothermEx,  la ha asociado con Thermal Energy Partners  (TEP) para crear STEP Energy, con el fin de desarrollar proyectos geotérmicos. Se combina así su probado conocimiento en la exploración del subsuelo y perporación de yacimientos de hidrocarburos con la veteranía de  Thermal Energy Partners en el desarrollo de proyectos geotérmicos para impulsar proyectos de energía geotérmica y mitigar riesgos de exploración, según ´han señalado en un comunicado.

«Al combinar nuestra experiencia geotérmica, subterránea y de perforación con la experiencia de TEP en el desarrollo de proyectos y mitigación de riesgos, desarrollaremos proyectos geotérmicos simplificados y sin riesgos a escala global» ha declarado Ashok Belani, vicepresidente ejecutivo de Schlumberger New Energy.

«Estamos encantados con esta asociación», ha dicho, por su parte, Bruce Cutright , director ejecutivo de STEP. “STEP Energy se centrará en alcanzar rápidamente nuestro primer hito de 100 MW de capacidad geotérmica. La experiencia y pericia combinadas en perforación, identificación y evaluación de yacimientos y ejecución de proyectos brindan una oportunidad inigualable para el éxito de la nueva empresa ”.

El primer proyecto de la nueva compañía es la planta geotérmica  de 10 MW en la isla caribeña de Nieves, que permitirá a la isla hacer la transición a energía renovable 100% cero emisiones para su suministro de energía. STEP Energy asegura que dispone de más oportunidades para expandir la producción de energía geotérmica en el Caribe Oriental y en América del Norte y del Sur.

El proyecto geotérmico de Nieves (Nevis en inglés) es un referente para el Caribe Oriental, ya que la isla contiene un yacimiento geotérmico con una capacidad de generación a largo plazo «suficiente para satisfacer todas sus necesidades presentes y futuras energéticas».

Según Bruce Cutright, director ejecutivo de  la compañía Nevis Renewable Energy International (NREI) subsidiaria de  TEP ,«han elegido a Schlumberger  por su extensa y positiva experiencia en la realización de programas de perforación complejos y altamente confiables. Sus servicios de perforación integrada tienen un historial global de varias decenas de miles de pozos que suman millones de metros de perforación exitosa de alta presión y alta temperatura. Desde sus 47 ubicaciones en todo el mundo, Schlumberger administra más de 70 plataformas de extracción de hidrocarburos.

Cuando entre en operación esta planta geotérmica permitirá a la isla dejar de usar combustibles fósiles y depender en un 100% de la generación de energía renovable con cero emisiones.

Guadalupe, la precursora

La isla de Nieves no es la primera de las islas caribeñas en aprovechar la geotermia como recursos energético. A su sureste y saltando la isla de Monserrat de por medio, en el ámbito francófono la isla de Guadalupe atesora una larga trayectoria en el uso de este recurso renovable. Por iniciativa directa del gobierno de París el servicio geológico francés (BRGM) y la perforadora EURAFREP iniciaron en la década de los 60 del siglo pasado la perforación de cuatro pozos  geotérmicos.  La primera planta de generación geotérmica con una potencia de 4 MW se puso en servicio a principios de la década de 1980 (Bouillante 1). En 2001 se perforaron tres nuevos pozos y en 2005 se puso en servicio una nueva unidad de 11 MWe (Bouillante 2), que se suma a la primera unidad. En 2011, la planta aportó casi el 5% del suministro eléctrico de la isla.

Originalmente operada por Geothermie Bouillante y EDF, la planta ahora es gestionada por  Ormat Technologie que ostenta el 60% de su accionariado. La planta  tiene ahora una capacidad de producción total de 30 MW y hay planes para expandirse a 45 MW para 2021. Vende su producción bajo un acuerdo de compra de energía de 15 años con la compañía eléctrica francesa Électricité de France (EDF).

Guadalupe

En 2017, se estimó que  podría ampliarse hasta los 50 o incluso 60 MW en cuatro o cinco años. Bouillante es uno de los principales contribuyentes a la producción de energía renovable en Guadalupe y es única en Francia como fuente de energía geotérmica de alta entalpía, gracias a un depósito de agua caliente natural y continuamente renovable (250° C). La electricidad se compra a un precio inferior al de las plantas térmicas fósiles por lo que se estima que ha permitido un ahorro de alrededor de 60 millones de euros en las facturas de electricidad pagadas por los clientes franceses durante más de 9 años.

Se ha demostrado que el consumo de energía y, en particular, de electricidad ha progresado durante tres años a un ritmo bastante constante. Como resultado, las energías renovables están luchando por mantenerse al día y su participación en la combinación energética está disminuyendo. Según Jacques Chouraki, presidente de la consultora energética local, Teranov, “el recurso geotérmico es el oro blanco de Guadalupe… y es la única energía de origen renovable que es capaz de reemplazar los combustibles fósiles como base de la producción de electricidad”. El objetivo energético a largo plazo de Guadalupe en el Caribe prevé que el estado insular sea autónomo en términos de energía para el 2030. Para lograr este objetivo, la energía geotérmica se considera crucial. Chouraki sostiene  que Bouillante, como la única planta geotérmica actualmente en operación en el Caribe, hasta ahora, «ha marcado el ritmo para las otras islas con recursos geotérmicos para seguir su ejemplo. Hasta ahora, el progreso ha sido lento, pero se está moviendo gradualmente en la dirección correcta».

En las imágenes, volcán Nieves en la isla del mismo nombre y planta geotérmica de Guadalupe (Calpine Guadalupe Energy Center)