• La AIE exige rendimientos energéticos mínimos, eficiencia y etiquetado, ante la duplicación del stock para 2050
  • Los aparatos vendidos en Japón y Europa son un 25% más eficientes que los vendidos en los Estados Unidos y China

La AIE calcula que la demanda mundial de energía de los acondicionadores de aire se triplique para 2050, lo que requerirá una capacidad eléctrica adicional equivalente a la suma actual de la potencia estadounidense, europea y Japón. El stock global de aparatos de aire acondicionado en edificios crecerá a 5.600 millones de unidades hasta 2050, frente a los 1.600 millones existentes hoy en día, lo que equivale a 10 nuevas unidades de aire acondicionado (AA) vendidas por segundo durante los próximos 30 años, según el informe.

El uso de aire acondicionado y ventiladores eléctricos para mantenerse fresco representa ya, aproximadamente, una quinta parte de la electricidad consumida por los edificios en todo el mundo, o el 10% de todo el consumo mundial de electricidad en la actualidad. Pero a medida que los ingresos y el nivel de vida mejoran en muchos países en desarrollo, el crecimiento de la demanda de aparatos de AA en las regiones más calurosas se disparará. Se espera que el uso de AA sea la segunda fuente más grande de crecimiento de la demanda eléctrica a nivel mundial después de la industria y el primero en los edificios para el año 2050.

Problema crítico

«En ausencia de intervenciones políticas firmes, -dice el informe- no hay duda de que la demanda mundial de refrigeración  y la energía necesaria para proporcionarla continuará creciendo en las próximas décadas. Sin embargo, existe una gran oportunidad de contener  el crecimiento de la demanda de energía asociada a la refrigeración a través de políticas para mejorar la eficiencia de los equipos. Este informe especial de la AIE tiene como objetivo concienciar a nivel mundial sobre uno de los problemas energéticos más críticos de nuestro tiempo».

El suministro de energía a estos AA tiene grandes costos e implicaciones ambientales. Un factor crucial es que la eficiencia de estos nuevos AA varía ampliamente. Los AA vendidos en Japón y la Unión Europea son un 25% más eficientes que los vendidos en los Estados Unidos y China. Las mejoras en la eficiencia podrían reducir a la mitad el crecimiento de la demanda de energía de AA a través de los estándares obligatorios de rendimiento energético.

Estándares deficientes

«La creciente demanda de electricidad para el aire acondicionado es uno de los puntos ciegos más críticos en el debate energético actual», ha declarado  Fatih Birol, Director Ejecutivo de AIE. «Con el aumento de los ingresos, la instalación de  aire acondicionado se disparará en el mundo emergente. Aunque mejore el confort de la vida cotidiana, es esencial que se priorice su rendimiento y eficiencia. Los estándares para la mayor parte de estos nuevos AA son mucho más bajos de lo que deberían ser».

El informe identifica acciones clave de política. En un escenario de climatización eficiente, compatible con los objetivos del Acuerdo de París, la AIE calcula que mediante la exigencia de rigurosos estándares mínimos de rendimiento energético y otras medidas como el etiquetado, la eficiencia energética promedio del stock de AA en todo el mundo podría más que duplicarse para 2050. Esto reduciría en gran medida la necesidad de construir nuevas plantas de generación eléctrica.

Hacer que la refrigeración sea más eficiente también generará múltiples beneficios, haciéndola más asequible, más segura y más sostenible, y ahorros de hasta 2.456 millones de euros en inversiones, combustibles y costos operativos.

Evitar nuevas plantas de generación

El aumento de la demanda de refrigeración será particularmente importante en las regiones más cálidas del mundo. En la actualidad, menos de un tercio de los hogares del mundo poseen  aire acondicionado. En países como Estados Unidos y Japón, más del 90% de los hogares disponen de climatización con solo el 8% de los 2.800 millones de personas que viven en las partes más cálidas del mundo.

El problema es particularmente delicado en las naciones de más rápido crecimiento,  en países cálidos como India, donde la participación del AA en la carga máxima de electricidad podría alcanzar el 45% en 2050, frente al 10% actual sin tomar ninguna medida. Esto requerirá grandes inversiones en nuevas plantas de generación para satisfacer la demanda pico de energía por la noche, cuando no se puede contar con tecnología solar fotovoltaica.

«Establecer estándares de eficiencia más altos para la refrigeración es uno de los pasos más fáciles que pueden tomar los gobiernos para reducir la necesidad de nuevas centrales eléctricas, y permitirles al mismo tiempo reducir las emisiones y reducir costos», sostiene Birol.

» El futuro del enfriamiento » es el segundo informe de la AIE que se centra en los «puntos ciegos» del sistema energético mundial, tras el » El futuro de los camiones «, que se lanzó en julio de 2017.

Por Geotermiaonline

Periodista, de vuelta de El PAIS tras más de 27 años. Licenciada en Ciencias Políticas y por un tiempo, directora de comunicación del Ministerio de Fomento en la legislatura 2004-2008. Arquitectura, arte, comunicación política, gastronomía, redes sociales, infraestructuras públicas, agua, energías renovables...