El gobierno francés rebaja las exigencias para la explotación de la geotermia a pequeña escala y fomentar su expansión

El Boletín oficial del gobierno galo acaba de publicar el Decreto francés sobre minigeotermia que define y regula las llamadas actividades geotérmicas «de poca importancia», para agilizar y extender las instalaciones geotérmicas y el uso de las bombas de calor. El borrador del decreto fue sometido a debate en abril de 2014 y entrará en vigor el día 1 de julio de 2015 (1 de julio de 2016 para la obligación de acreditación de los organismos cualificadores), informa Ademe.

El decreto define las actividades o instalaciones geotérmicas llamados «componentes menores» que no tienen un impacto significativo en el medio ambiente y que amplía el ámbito de aplicación. Según el nuevo marco jurídico quedan excluidos del sistema minero: los pozos canadienses, las geoestructuras termales, los intercambiadores geotérmicos a una profundidad inferiores a los 10 metros y los intercambiadores de calor de fuente abierta si al menos uno opera en circuito abierto y cumple determinadas condiciones, siempre que la retroalimentación no exceda los 10 metros de profundidad.

Actividad sismológica en Francia


Por otra parte, a menos que se encuentran en zonas «rojas» o donde las actividades geotérmicas presenten peligros graves o molestias, estas instalaciones se consideran «importancia mínima geotérmica» cuando: Los  intercambiadores de calor de fuente cerrada, tengan una profundidad inferior a los 200 metros y la potencia térmica máxima tomada desde el subsuelo  para todo el sistema no llegue a los 500 kW.

Para los intercambiadores de calor geotérmico: cuya temperatura del agua tomada en estructuras de muestreo de salida sea inferior a 25°C, la profundidad de perforación sea inferior a los 200 metros, la máxima potencia térmica extraída del sótano sea inferior a 500 kW, el agua recogida se reinyecta en el mismo acuífero y la diferencia entre el volumen de agua recogido y reinyectado sea cero, y que las tasa de toma o reinyección estén por debajo del umbral de autorización del Código del Medio Ambiente. (Link es externa)

El decreto simplifica el marco normativo aplicable mediante la sustitución del régimen de licencias vigente por una declaración del trabajo realizado.

El texto también aclara las normas sobre los derechos y obligaciones de los operadores sobre todo en caso de daños, así como las relativas a la parada de la explotación. Prevé, entre otras cosas, que los trabajos deberán ser realizados por compañías perforadoras acreditadas específicamente para ello.

Por último, el texto incluye cambios regulatorios aplicables a la energía geotérmica de baja temperatura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.