Climatización de colegios mayores, rehabilitación de viviendas llave en mano, residencias de cooperativas….

Inmaculada G. Mardones.- Las posibilidades de la geotermia en la climatización de espacios y edificios encuentra cada vez más opciones. Que se lo digan a Geoter, una de las empresas más robustas del sector creada en 2007 e impulsada por el ingeniero Juan Antonio de Isabel formado en esta especialidad en Alemania. Una de sus últimas realizaciones ha sido la ejecución y monitorizado “llave en mano” de una vieja vivienda en Pozuelo de Alarcón, rehabilitada en su integridad.

El escaso conocimiento de la geotermia como energía muy rentable a largo plazo para la climatización impide su desarrollo, lo contrario que ocurre en países del norte y centro de Europa. Por eso su implantación suele deberse al saber de los promotores, en su mayoría personas cualificadas y conocedoras de las energías renovables, no sólo las archiconocidas fotovoltaica o eólica que funcionan con intermitencia. No es el caso de la geotermia que siempre está disponible, ya sea de noche o sin viento.

Máximo rendimiento

En el caso de la vivienda de Pozuelo de Alarcón ha sido el mismo propietario, un ingeniero industrial, quien exigió a la empresa encargada de la rehabilitación integral de su casa la implantación de geotermia para dotarla de agua caliente y refrescarla o calentarla según las condiciones meteorológicas estacionales. Como se sabe la geotermia disipa al subsuelo el calor del edificio o extrae su calor, siempre constante, para obtener una temperatura de confort en las estancias mediante bombas de calor.

Héctor Cano, ingeniero de Caminos y responsable de Proyectos de Geoter subraya que «lo sorprendente de esta vivienda es el rendimiento estacional. Tras cuatro meses de funcionamiento durante el pasado verano su rendimiento medio estacional (SPF)es de 9.2, un valor extraordinariamente alto», cuando lo normal es 5. Para quienes sostienen que la aerotermia puede competir o compararse con la geotermia conviene recordar que la aerotermia nunca alcanza un valor de rendimiento superior a 3. Hay que tener en cuenta, además, que ese valor está obtenido en laboratorio.  No mucho que ver, a veces, con el funcionamiento real, como sucedió con las emisiones de los automóviles Volkswagen.

Como recuerda Cano en su blog, para «establecer un baremo de lo elevado de este rendimiento, se puede comparar la media estacional que se establece por normativa para una climatización considerada renovable debe cumplir un SPF de 2.5. Esto deja patente que la geotermia supera con creces dichos rendimientos exigidos. Pero ese no es el único beneficio derivado de una instalación. Cuanto mayor sea el rendimiento mayor es el ahorro, ya que la instalación requiere una menor demanda de energía eléctrica para alcanzar una climatización de confort.

La vivienda en cuestión ha quedado climatizada y abastecida de agua caliente sanitaria al 100% con energía geotérmica y con un sistema de distribución mediante suelo radiante/refrescante por todas las estancias. «Una de las razones del éxito es que al tratarse de un proyecto llave en mano, Geoter estuvo presente en todas las fases de la ejecución de la vivienda y realizó y optimizó todas las etapas del sistema de climatización geotérmica, desde la perforación y sellado de las sondas a la instalación de sala de producción, el sistema de distribución y el control mediante suelo radiante/refrescante.

Calor y frío con dos sondas

La instalación consta de una bomba de calor geotérmica de 22 kW del fabricante gallego Ecoforest, modelo Ecogeo B4 5-22 HTR. Esta bomba proporciona calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria (ACS), mediante dos perforaciones geotérmicas. «Durante los meses de verano, se ha realizado una monitorización continua de la instalación y gracias a la tecnología HTR (High Temperature Recovery) de Ecoforest, se recuperaba parcialmente el calor en la descarga del compresor, lo que ha permitido facilitar agua caliente sanitaria gratuita y, al mismo tiempo, optimizar el campo de captación geotérmica reduciendo la energía a disipar en él. Lo que se traduce en otra de las razones del aumento del rendimiento global del sistema al aprovechar más energía térmica con el mismo consumo del compresor».

Producción de calor y frío junto con sus correspondientes rendimientos desde la puesta en marcha de la instalación geotérmica en vivienda de Pozuelo de Alarcón, Madrid.

Cano admite que la ejecución de esta instalación geotérmica «llave en mano» en Pozuelo ha tenido la ventaja de tratarse de una rehabilitación integral de una vivienda de 250 metros cuadrados. Las perforaciones se iniciaron en el mes de abril pasado sin ningún obstáculo y en junio ya estaban listas para su funcionamiento, lo que ha permitido obtener datos sobre su rendimiento en un verano meteorológicamente muy prolongado y caracterizado por sus elevadas temperaturas.

Aunque los datos sobre el costo total de la instalación no han sido desvelados, la horquilla de precios en los que se mueve un equipamiento de las mismas características oscila, entre los 12.000 y 15.000 euros el coste de la perforación de los dos pozos ( la parte más costosa); la sala de distribución, depósito de 300 litros de agua caliente  y la bomba de calor, entre los 11.000 y 13.000 euros, mientras las tuberías Uponor de la red radiante varía entre los 11.000 y los 12.000 euros. Se trata de una inversión elevada pero que a la larga se amortiza con creces, es cien por cien renovable, no emite emisiones nocivas al medio ambiente y apenas tiene gastos de mantenimiento. Cano y de Isabel no pueden evitar congratularse de su trabajo.

 

Cooperativas

Por otro lado, la dinámica de la compañía prosigue abriendo mercado en Chile y realizando proyectos de interés como la instalación geotérmica para dotar de agua caliente al Colegio Mayor Alcor en el centro de Madrid, donde han perforado 9 pozos a 125 metros de profundidad. «Intentamos convencer a la propiedad de que habría que aprovechar la ocasión para dotar de calefacción y refrigeración al colegio pero no está convencida. Todavía», precisa Cano. «No descartamos que nuestra persuasión sea suficiente para que cambien de opinión».

Lo mismo les ocurrió con el Colegio Mayor Moncloa, cerca de la universidad complutense y del antiguo Estadio Metropolitano del Atlético de Madrid. Acabaron haciendo la instalación completa, habida cuenta de que la demanda de calor o frío es muy superior a la del agua caliente, ofrece mejores resultados de ahorro y se le saca el máximo partido.

En esta misma semana han concluido las 32 perforaciones correspondientes a la promoción  Hacienda Doña Juana de  una cooperativa en Rivas Vaciamadrid, al sureste de la capital para 92 viviendas y 197 plazas de garaje (dos por vivienda). Esta promoción guarda un cierto paralelismo con la realizada por otra cooperativa en la calle Guatemala  sobre el suelo de la antigua sede del departamento de Urbanismo que el ayuntamiento de Madrid subastó cerca de la plaza de Perú, que opera a satisfacción de sus 221 vecinos. Geoter realizó la perforación de las sondas geotérmicas. En las imágenes,trabajos de perforación e instalaciones de la rehabilitación integral de vivienda con climatización geotérmica por Geoter en Pozuelo de Alarcón. 

Geoter participa igualmente con el Ministerio de Defensa y otras compañías en el proyecto  Greenmar  consistente en el desarrollo y construcción de un hangar en el aeropuerto militar de Sevilla “La Maestranza”. Se trata de una edificación rápida en arquitectura modular y alta eficiencia energética mediante energías renovables, principalmente geotermia, para su climatización y abastecimiento eléctrico, capaz de ser aerotransportable, desmontable y modificable, tanto para instalaciones permanentes como provisionales en casos de desplazamientos militares en si o en apoyo de la asistencia en casos de catástrofes naturales.

Por Geotermiaonline

Periodista, de vuelta de El PAIS tras más de 27 años. Licenciada en Ciencias Políticas y por un tiempo, directora de comunicación del Ministerio de Fomento en la legislatura 2004-2008. Arquitectura, arte, comunicación política, gastronomía, redes sociales, infraestructuras públicas, agua, energías renovables...