La red pretende combatir la pobreza energética de viviendas colectivas y abaratar gastos de calefacción y agua caliente

Geotermiaonline.com. Los municipios/barrios del sur de París (Les Sablons las Tullerías, Gran Borne, meseta de Viry-Châtillon y Grigny), considerados muy sensibles socialmente porque albergan viviendas colectivas, disfrutan desde primeros de junio de un nuevo equipamiento geotérmico con el que se pretende combatir la pobreza energética de 10.000 de sus viviendas. La misma red geotérmica abastece de calor a escuelas, gimnasios y colegios incluidos en su ámbito, informa Les Echos.

La red, completada este invierno pasado proporciona 124 GWh de calor por año, lo que equivale a 12,000 hogares. El agua caliente se extrae de un yacimiento geotérmico situado a 1.800 metros de profundidad bajo esos municipios, conde la temperatura alcanza los  71º C. El traslado del calor subterráneo a la red se produce de manera convencional mediante sondas que bombean el calor a la superficie donde  las bombas de calor intercambian temperatura y vuelve el fluido una vez enfriado mediante sondas al yacimiento geotérmico. 

Esta red de calefacción geotérmica es la cuarta puesta en marcha el Sindicato de la periferia de París (Sipperec) para energía y comunicación  tras las de Arcueil-Gentilly, Bagneux-Châtillon y Rosny-sous-Bois-ruidoso -le-Sec-Montreuil.

Sipperec posee el 51% de la compañía de energía renovable, Seer, administra el proyecto; y completan la participación en su gestión los auntamiento  de Grigny 34% y Viry, 15%. «Este proyecto es realizado íntegramente por la comunidad. La gestación fue larga y compleja, atravesamos momentos preocuantes pero ha salido bien», dice Therese Leroux,  alcaldesa de Villiers-sur-Orge.

Gracias a esta instalación se evitará la emisión de 15,000 toneladas de CO2 a la atmósfera, el equivalente al retirar 700 automóviles de la circulación, según Sipperec.

Pero el objetivo de la operación también es social. La calefacción geotérmica es mucho más barata que el gas o la electricidad. Según Sipperec, la nueva red de calefacción ahorraría 800,000 euros al año en calefacción y agua caliente. Esto debería ayudar a la copropietaria Grigny 2, la segunda más grande de Francia, a reducir su deuda en varios millones de euros. «Los habitantes de este distrito tienen costos de calefacción anormalmente altos que pueden alcanzar hasta el 60% de los gastos», dice Laurent Georges, gerente general de Sipperec.

En Francia, la energía geotérmica, como todas las  renovables (madera, gas, biomasa, etc.), se beneficia de una tasa de IVA reducida del 5,5%. En Grigny, esta reducción se estima entre 15 y 20% para los 36 edificios comunales. A la larga, los ahorros deberían incrementarse. Según Laurent Georges, el precio de la calefacción geotérmica no debería aumentar, a diferencia del gas. Porque la mayoría de los costos provienen de los gastos de depreciación y mantenimiento y no de la fluctuación de los precios de la energía.

La red geotérmica Grigny-Viry representa una inversión de 29,1 millones de euros. El Estado, a través del Fondo de Apoyo a la Inversión Local, aportó 2,6 millones de euros, mientras que la región y Ademe (Agencia de la energía y medio ambiente de Francia) otros  8,9 millones de euros. Alain Piffaretti

 

Por Geotermiaonline

Periodista, de vuelta de El PAIS tras más de 27 años. Licenciada en Ciencias Políticas y por un tiempo, directora de comunicación del Ministerio de Fomento en la legislatura 2004-2008. Arquitectura, arte, comunicación política, gastronomía, redes sociales, infraestructuras públicas, agua, energías renovables...